Castigos y pataletas en niños

LOS CASTIGOS Y LAS PATALETAS

Los castigos deben usarse con cuentagotas, ya que uno repetido muchas veces pierde su carácter corrector. Es necesario remarcar que las rabietas son patrones normales en los pequeños, que ayudan a forjar sus carácter.
Debemos aprender a intervenir cuando sea necesario. Cuando surge un problema, antes de que se produzca la rabieta, debemos ofrecerle ayuda. Mostrarle la manera más cómoda y comprensible de manejar la situación. No se trata de darle todo hecho al niño, sino de ofrecerle distintas estrategias de actuación.

Utilizar recompensas cuando se coopera

Lo que hay que tener claro es que no se debe premiar a los niños por no haber pataleado en lugares y momentos donde otras veces sí lo hacían. Se premiarán estrategias que pongan en práctica los niños como alternativa a las rabietas.
En situaciones muy extremas de mal comportamiento se pueden utilizar los programas de refuerzo: técnicas que identifican al niño las conductas que se quieren conseguir. Esto les aportará puntos diariamente, que canjearán por un premio cuando lleguen a una determinada cantidad.

Actuar contra las rabietas en todo lugar

Si es difícil controlar una rabieta en casa, fuera de ella, se convierte en una prueba de fuego para los padres. La clave para controlar los arranques, sin embargo, es actuar en el momento y lugar en que se produzcan tales conductas.
Ante todo, hay que anticipar la situación y los problemas añadidos que plantea ir con los niños a determinados lugares. En muchas ocasiones, no tenemos en cuenta episodios vividos anteriormente que provocaron conflictos. Abusamos del tiempo de estancia en un supermercado cuando hemos comprobado que si los niños se cansan lloran insistentemente. No controlamos estímulos y, por lo tanto, nos exponemos a situaciones en las que va a ser muy difícil nuestr control.
Pero, si ya estamos en plena situación coflictiva es bueno, una vez más guardar la calma. Retiramos al niño a un lugar más tranquilo donde no moleste. Podemos practicar la modalidad del tiempo-fuera (poner al niño en un rincón hasta que remita su comportamiento desajustado)o decirle que le vamos a premiar por su tranquilidad si deja de llorar y empieza a controlar sus emociones.

Videocuentos infantiles

No hay mejor manera de pasar una tarde de fin de semana entretenida con unos videocuentos infantiles clásicos de toda la vida. Hemos seleccionado para ti una gran cantidad de vídeos que seguro te gustarán como Blancanieves, La Cenicienta o El Gato con Botas, cuentos tradicionales que todos conocemos y hemos leído en nuestra infancia.

Espero que os sean de utilidad y os hagan recordar estas historias tan bonitas, historias que han pasado de generación en generación, regalándonos horas y horas de bellos momentos, enseñanzas y valores, algo que no podemos prescindir hoy en día. Si deseas ver más cuentos puedes visitar el canal del autor del vídeo donde ha recopilado mucho más contenido antigüo como adaptaciones de las obras de Julio Verne “20.000 Leguas de viaje submarino” o “De la Tierra a la Luna”. No olvidéis de comentar cualquiera de sus vídeos si os han gustado y darle un “like” para apoyar su causa.

Recursos infantiles y cuentos para niños

Todos sabemos que la educación de nuestros hijos es de mera importancia los primeros años de vida, para mejorar el desarrollo infantil  debemos de elegir y seleccionar cuentos infantiles cortos de una temática para nuestro hijo y así fomentar su lectura. Los personajes clásicos como hadas, piratas, príncipes o princesas son los estereotipos por excelencia donde enseñarán a nuestros pequeños una gran cantidad de valores como la amistad, algo necesario para la comunicación con otros compañeros suyos en la escuela. Otros valores a tener en cuenta son la honestidad y la humildad, algo muy necesario hoy en día para la correcta educación en mundo infantil.

Cuentos infantiles

No olvidéis que la lectura es indispensable para ellos pero no debéis de obsesionaros. Debe ser una tarea divertida y sobre todo amena, hay que evitar a toda costa que lo sientan como una obligación más. Si en algún momento están cansados para leer pueden realizar otro tipo de actividades igualmente factibles como los juegos didácticos, algo que tenéis que elegir con mucho cuidado ya que no todos los juegos son recomendados para ciertas edades. Tener una buena colección de cuentos infantiles en su habitación o en el salón es una vía accesible para que nuestros pequeños puedan ver en todo momento una alternativa para pasar el rato si están aburridos.

Otra recomendación es acompañarlos en la lectura del cuento e intentar que exprese lo que piensa del libro o cualquier otro comentario que tenga sobre él por si le surge alguna duda sobre alguna frase o palabra que no entienda correctamente.